DEBEMOS DE HACER UNA REVOLUCIÓN CONSTITUCIONAL.


Es muy interesante destacar, que nuestra actualidad política, por nuestra misma emancipación, debe urgentemente de sufrir una severa metamorfosis.

Es muy común que todos nos lamentemos de los malos hábitos que trascienden en el espectro político, de nuestro país El Salvador.

Es lamentable reconocer que los avances hacia un mejor desarrollo y progreso, se mantienen en un grado severamente raquítico; pero es más lamentable, que quienes pueden transformar y empujar la carreta del compromiso, nos veamos en una actitud indiferente.

No basta con votar con el sufragio. No basta alinearse a un partido político. No basta solamente la critica. También debemos de alfabetizarnos políticamente.

A los partidos políticos les conviene mantenernos en la ignorancia. Que nuestra voluntad y accionar se muevan por emoción, sin mayor debate u oposición ante lo incorrecto.

De la mayoría de los salvadoreños depende el no desembocar hacia el despeñadero, pero quien pone el freno sobre el abuso constante y grave, somos quienes pertenecemos a nuestro país.

Si vamos a un seminario o capacitación de equis partido; desafortunadamente lo que allí se profundiza, va en línea de sumisión con sus mismos intereses. No existe análisis, mucho menos debate de ideas, que fortalezcan una mesa de ideas o sugerencias que sean sostenibles.

Nuestros pensamientos día a día son seducidos por mensajes que duplican la irrealidad y la fantasía, con tal de convertirnos en titeres y manejados por doquier.

Usted y yo amigo lector, debemos de incluir en nuestra vida diaria un desafío intelectual, que nos permita afianzar un porvenir más prometedor. Con esto no estamos hablando que secularmente vayamos mas allá de lo que nuestro tiempo nos permite, aunque eso seria lo ideal.

Nuestra mejor valoración o punto de medición es nuestra propia brújula, que nos indica si estamos extraviándonos de los objetivos socio económico, que beneficiaran a nuestras familias.

Muchos lo decimos, que la política actual y la mayoría de sus representantes dejan mucho que desear y esto no esta en discusión, es nuestra triste verdad.

Pero seria mucho peor apartarnos del camino del compromiso y dejar de intentar poner un enérgico alto; evitando que el despeñadero se venga sobre nosotros.

Si nosotros fuésemos más listos, podríamos escudriñar la Constitución Política de El Salvador y retomar los insumos legales, para hacer prevalecer el estado de derecho, que obliga a los servidores públicos a cumplir, con obras y transparencia, las obligaciones del estado para con el pueblo.

Con esta base legal aunque con alto grado de adulterio, Micheletti y sus secuaces, lograron imponer un gobierno defacto en el país vecino Honduras. La carta magna faculta al pueblo a una insurrección, cuando constantemente se han transgredido sus mismos artículos en prejuicio de la población.

Jamás una clase política o las alianzas de partidos, pueden estar por encima de la población. Ahora bien, sabemos que existe el temor a la represión, la debilidad, la falta de coraje, etc.; pero con peores situaciones convivimos, y con cada año que pasa el estrangulamiento será peor, si no reaccionamos.

Solo tenemos un año, el 2011, para poder hacernos fuertes y limpiar la mesa de tanto desecho político. Ya observaron como las tres mayores fuerzas políticas manipulan a su antojo, el perpetuarse en el poder y disfrutarse a su antojo los fondos de la nación.

Las movilizaciones, el salir a la calle, el pronunciarnos como unidad colectiva, debería ser el llamado pronto a  imponer un respeto y un paro, al cerco que las clases políticas se encuentra formando a nuestro alrededor.

Recordemos que el partido Arena llego a obtener la Fiscalía, La Corte Suprema de Justicia, los cuerpos de seguridad, los principales medios de comunicación, casi todo a sus ordenes y es por ello que nuestra actualidad es empobrecida en todos sus ámbitos. Quienes fueron coparticipes en todo esto? Nosotros mismos por nuestra propia incapacidad de reaccionar! Ejemplo? La dolarización.

Quienes aparecen en la foto de nuestro articulo, son nuestros últimos representantes con credibilidad y hoy que decidieron lanzarse como Movimiento por la Democracia Participativa, es un deber y un privilegio apoyarles en todos los sentidos. Entendemos perfectamente porque algunos de sus lideres por hoy, no se descubren a la urgente necesidad coyuntural, pero el trabajo colectivo a mediano plazo pasara del convencimiento a la convicción.

Invitamos a todos aquellos que deseen incorporarse al MDP, para que nos acompañen el proximo Sábado 8 de Enero a las 8:00 de la mañana en el auditorio del INSA Santa Ana. El Lic. Dagoberto Gutierrez y lideres, explicaran el significado trascendental del nuevo Movimiento.

Anuncios

2 Respuestas a “DEBEMOS DE HACER UNA REVOLUCIÓN CONSTITUCIONAL.

  1. NOS TOCA NADA MAS ACUERPAR EL NUEVO SUJETO DE CAMBIO
    Y ECHARLE GANAS,AGLUTINAR ALAS FUERZAS VIVAS DE EL SALVADOR.

  2. La idea es excelente,pero a estas alturas formar un nuevo partido politico cualesquiera que sean sus intenciones ,buenas o malas,me parece que es contraproducente y oportunista.Lo mejor hubiera sido unirse al partido que el pueblo llevo al gobierno y trabajar con ellos desde adentro para buscar los cambios necesarios ,que tienen que darse por consecuencias propias.No nos olvidemos que este pueblo ya no es el mismo de los setentas .cuatro decadas no pasan por gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s