UN DIA DESPUES DEL 1 DE MAYO. MÁS ALLA DE UNA CONMEMORACION HISTORICA.


Día Internacional de los Trabajadores
Se conmemora el día internacional de la clase trabajadora en memoria de los trabajadores anarquistas asesinados en Haymarket, Chicago, tras luchar en reivindicación de la jornada laboral de 40 horas semanales. Ese día, sindicatos y partidos obreros de todo el mundo celebran mítines y manifestaciones.

La convocatoria de huelga
La Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (la principal organización de trabajadores en EE.UU.) remitió una circular a todas las organizaciones adheridas donde manifestaba: “Ningún trabajador adherido a esta central debe hacer huelga el 1° de mayo ya que no hemos dado ninguna orden al respecto”. Este comunicado fue rechazado de plano por todos los trabajadores de EE.UU. y Canadá, quienes repudiaron a los dirigentes de la Noble Orden por traidores al movimiento obrero.

En la prensa del día anterior a la huelga, el 29 de abril de 1886, se podía leer: “Además de las ocho horas, los trabajadores van a exigir todo lo que puedan sugerir los más locos anarquistas”.

El New York Times decía:
Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo.

La reivindicación de la jornada laboral de ocho horas
Una de las reivindicaciones básicas de los trabajadores era la jornada de ocho horas. El hacer valer la máxima ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa. En este contexto se produjeron varios movimientos. En 1829 se formó un movimiento para solicitar a la legislatura de Nueva York la jornada de ocho horas. Anteriormente existía una ley que prohibía trabajar más de dieciocho horas,salvo caso de necesidad. Si no había tal necesidad, cualquier funcionario de una compañía de ferrocarril que hubiese obligado a un maquinista o fogonero a trabajar jornadas de dieciocho horas diarias debía pagar una multa de veinticinco dólares.

1 de mayo, inicio de la huelga
El 1 de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron la huelga, mientras que otros 200.000 obtenían esa conquista con la simple amenaza de paro.


En Chicago donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peores que en otras ciudades del país las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. La única fábrica que trabajaba era la fábrica de maquinaria agrícola McCormick que estaba en huelga desde el 16 de febrero porque querían descontar a los obreros una cantidad para la construcción de una iglesia. La producción se mantenía a base de esquiroles. El día 2 la polícia había disuelto violentamente una manifestación de más de 50.000 personas y el día 3 se celebraba una concentración en frente de sus puertas, cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre losscabs (amarillos) comenzando una pelea campal. Una compañía de policías, sin aviso alguno, procedió a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo seis muertos y varias decenas de heridos.


Adolph Fischer, redactor del periódico Arbeiter Zeitung, corrió hacia la imprenta del periódico para imprimir 25.000 octavillas(hecho que luego se utilizaría como principal prueba acusatoria en el juicio que lo llevó a la horca). Las mismas proclamaban:

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormick, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!
¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.

Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.
Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.


Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden…
¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!
¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.

La proclama terminaba convocando un acto de protesta para el día siguiente, el 4 de mayo, a las cuatro de la tarde, enHaymarket Square. Se consiguió un permiso del alcalde Harrison para hacer un acto a las 19.30.


4 de mayo, día de la revuelta
El 4 de mayo a las 21:30 el alcalde, quien estuvo presente en en el acto de Haymarket Square para garantizar la seguridad de los obreros, dio por terminado éste. Pero el mismo siguió con gran parte de la concurrencia (más de 20.000 personas). El inspector de la policía John Bonfield consideró que habiendo terminado el acto no debía permitir que los obreros siguieran en ese lugar, y junto a 180 policías uniformados avanzó hacia el parque y empezó a reprimirlos. De repente estalló entre los policías un artefacto explosivo que mató a un oficial de nombre Degan y produjo heridas en otros. La policía abrió fuego sobre la multitud, matando e hiriendo a un número desconocido de obreros. Se declaró el estado de sitio y el toque de queda, y en los días siguientes se detuvo a centenares de obreros, los cuales fueron golpeados y torturados, acusados del asesinato del policía. Se realizaron cantidad de allanamientos y se fabricaron descubrimientos de arsenales de armas, municiones, escondites secretos y hasta “un molde para fabricar torpedos navales”.


La campaña de prensa
La prensa en general se plegó a la represión y realizó una campaña apoyando y animando la misma con columnas como esta:


Qué mejores sospechosos que la plana mayor de los anarquistas. ¡A la horca los brutos asesinos, rufianes rojos comunistas, monstruos sanguinarios, fabricantes de bombas, gentuza que no son otra cosa que el rezago de Europa que buscó nuestras costas para abusar de nuestra hospitalidad y desafiar a la autoridad de nuestra nación, y que en todos estos años no han hecho otra cosa que proclamar doctrinas sediciosas y peligrosas!.


La prensa reclamaba un juicio sumario por parte de la Corte Suprema, y responsabilizando a ocho anarquistas y a todas las figuras prominentes del movimiento obrero. Se continuó con la detención de cientos de trabajadores en calidad de sospechosos.

El juicio
El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, siendo luego reducido el número a 8. Pese a que el juicio fue en todo momento una farsa y se realizó sin respetar norma procesal alguna, la prensa amarilla sostenía la culpabilidad de todos los acusados, y la necesidad de ahorcar a los extranjeros[cita requerida]. Aunque nada pudo probarse en su contra, los ocho de Chicago fueron declarados culpables, acusados de ser enemigos de la sociedad y el orden establecido. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a la horca.


En la actualidad se considera que su juicio estuvo motivado por razones políticas y no por razones jurídicas, es decir se juzgó su orientación política libertaria y su condición de obreros rebeldes, más no el incidente en sí mismo.
El Crimen de Chicago costó la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un número exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados. La mayoría eran inmigrantes: italianos, españoles,alemanes, irlandeses, rusos, polacos y de otros países eslavos.

LA MORALEJA APLICADA A NUESTRA ACTUALIDAD Y REALIDAD.
1. Nuestras reivindicaciones laborales en El Salvador deben de continuar, a tal grado de pasar de simples obreros a pequeños empresarios. Actualmente el 70% de los trabajadores salvadoreños son obligados a trabajar mas de 44 horas semanales, trabajan fines de semana, horas nocturnas, días feriados; y lo peor, sin mayor remuneración.


2. Queda ampliamente demostrado que la fuerza de un país es su sector laboral y trabajador. Ellos deberían de incidir en los derechos igualitarios en la producción de la riqueza.


3. El coraje y la determinación de los pueblos en pro de sus derechos, jamás debe de ser apagada por manipulaciones como las de la ANEP y los sectores capitalistas.


4. Ayer fueron fusilados y masacrados. Hoy son obligados a emigrar y desunir a las familias; aunque hace dos décadas bandas de sicarios pagadas por capitalistas salvadoreños en Miami y aquí, sembraron el terror, el asesinato de quienes pelearon por la enmarcada desigualdad, que aun en nuestros actuales días, se profesa libremente.


5. Los golpes defacticos, la represión, la brutalidad mantienen el mismo modelo. Cuerpos de seguridad a la orden de gobernantes y vendidos a las derechas, se unen, para mantener sistemas económicos opresivos. El caso de al lado Honduras, lo que quisieron ejecutar en Guatemala y la presión de los empresarios capitalistas en el Salvador, juntamente con Mauricio Funes. El mandatario recibiendo ordenes, promulga mayor participación de las autoridades castrenses, para ganar territorialidad y salir al paso, mediante la misma coacción que anula, las protestas de la población. Si permitimos que casa presidencial fortalezca aun mas a la fuerza armada, pronto veremos en la cuerda floja, a las izquierdas. Reaccionemos a tiempo!


6. Y como siempre la prensa mediática, escrita, radial y televisiva, que arremete sublimemente en el pensamiento ingenuo de millones de salvadoreños. Amarillistas maquiavélicos al servicio de los poderes económicos o siendo los propietarios, parte de esas asociaciones, muchas veces bien disfrazados de fundaciones de obras de caridad.


7. Los salvadoreños debemos de mantener la idea central, de que nuestra decadencia social, cultural y económica, parte de un solo factor: La ambición desmedida y la codicia de unos pocos desalmados capitalistas, que aniquila los sueños, los derechos y los anhelos de millones de trabajadores y que solo nuestra justicia tomada de nuestras manos, puede históricamente cambiar el holocausto triste y doloroso, de nuestro momento actual y futuro.


QUEDA MAS QUE DEMOSTRADO MEDIANTE LAS MARCHAS EN ESTE DIA, QUE NOSOTROS EL PUEBLO, TENEMOS EL PODER DE LUCHA, PARA VENCER CUALQUIER OBSTACULO, QUE PROSIGA HUMILLANDO NUESTROS DERECHOS LABORALES Y CONSTITUCIONALES. DESPUES DEL UNO DE MAYO NUESTRAS EMANCIPACIONES, DEBEN DE ACENTUARSE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s