D’AUBUISSON TAMBIEN PLANIFICO EL MAGNICIDIO DE LOS PADRES JESUITAS. PRIMERA PARTE.


Los asesinatos de Ignacio Ellacuría y los demás se produjo un día después que el Sr. d’Aubuisson emitió una amenaza contra los simpatizantes de los rebeldes. New York Times. http://www.nytimes.com/1989/11/17/world/6-priests-killed-in-a-campus-raid-in-san-salvador.html?pagewanted=all

Al final de la guerra, 80.000 salvadoreños han sido asesinados en El Salvador y 150.000 en Guatemala, con otros 50.000 “desaparecidos”. En El Salvador, Roberto d’Aubuisson, el fundador del partido ARENA, fue el creador de los escuadrones de la muerte.

Deraps y su grupo se reunió con los dirigentes de ARENA. Uno de los amigos personales del mayor d’Aubuisson dijo: “Sabíamos que Roberto era un asesino, y sabía de las atrocidades de sus escuadrones y de las muertes, que estos habían perpetrado.”

Un ejemplo fue la matanza de 1980 varios sacerdotes jesuitas, tres días después comenzó la ofensiva del FMLN. Un día anterior el Presidente Cristiani se reunió con los militares para planificar esta atrocidad. Tras la reunión, los representantes militares acudieron a la UCA para tranquilizarlos a jesuitas, y que iban a estar seguros, si se quedaban en la universidad.

El Sr. D’Aubuisson fundó la Alianza Republicana Nacionalista, la extrema derecha, los partidos políticos, en 1981 y sirvió como presidente de la Constituyente de El Salvador de la Asamblea en 1982 y 1983.

En 1984, fue candidato a la presidencia nacional, pero perdió ante José Napoleón Duarte del Partido Demócrata Cristiano. El sucesor del Sr. Duarte, el presidente Alfredo Cristiani, es un miembro de la Alianza Republicana Nacionalista, conocida como Arena.

Se sospecha que el Sr. d’Aubuisson participó en los asesinatos de seis sacerdotes jesuitas en 1989 y muchos otros actos de violencia contra los clérigos y otros, en particular el asesinato en 1980 de Mario Zamora Rivas, Procurador general de El Salvador.

Pero el señor D’Aubuisson y su  reputación principal, no era la de un político en el sentido habitual de la palabra. Para muchos diplomáticos y activistas que trabajan para poner fin a años de guerra civil en El Salvador, el Sr. D’Aubuisson era un promulgador violento del ala radical, sospechoso de muchos asesinatos, incluyendo la matanza de 1980 del arzobispo Oscar Arnulfo Romero.

William Walker, el embajador de EE.UU. en El Salvador en el momento de los asesinatos, envió un telegrama al Departamento de Estado en noviembre de 1989.

Los estados de informacion de Walker en el cable enviado, conllevó a una conclusión inquietante: que los asesinatos de Ellacuría y los otros siete se remontan a una reunión del 15 de noviembre entre Roberto D’Aubuisson y sus más cercanos seguidores en Consejo Ejecutivo Nacional COENA (ARENA).

Reiteradamente se señala que los miembros de la derecha y otros grupos del gobierno, específicamente,-el ala republicana nacionalista (ARENA) se había reunido el día antes de los asesinatos, para planear el crimen.

http://ipsnews.net/news.asp?idnews=49447

Una declaración emitida el 15 de agosto, el representante Moakley, denunció que el Alto Mando del Ejército salvadoreño estaba “involucrado en una conspiración para obstruir la justicia” en el caso de los jesuitas. Moakley dijo que oficiales militares salvadoreños habían ” retenido evidencias, destruyeron y falsificación de pruebas y rindieron declaraciones falsas, en repetidas ocasiones, en su testimonio ante el juez.” Afirmó que el objetivo de los militares “desde el principio” había sido “para controlar la investigación y para limitar el número y rango de los oficiales que serán responsables de los crímenes.”

Lo que la Comision Moaklet estableció:

La noche del crimen: el Ejército en acción

“La siguiente versión sobre el asesinato y los eventos relacionados proviene principalmente de los testimonios proporcionados por quienes participaron en los hechos, según fueron publicados en los procedimientos del Juzgado Cuarto de lo Penal de San Salvador el 19 de enero de 1990. Estos testimonios sirvieron de base a las detenciones efectuadas en relación al caso. La comisión hace notar que no se publicó ninguna declaración del coronel Benavides y que éste no ha admitido públicamente ninguna responsabilidad ni culpabilidad.

Según las declaraciones, el coronel Benavides llegó a la Escuela Militar poco después de terminar la reunión en el Alto Mando a las 11:00 pm. Allí se reunió en su oficina con el teniente Yushy Mendoza y Vallecillos (destacado en la Escuela militar), teniente Espinoza y el subteniente Guevara Cerritos, ambos miembros del batallón Atlacatl. Unos 45 minutos antes de dicha reunión, el teniente Espinoza había recibido por radio la orden de reunir a sus tropas en la Escuela Militar.

El coronel Benavides dijo a los tenientes que “…esta es una situación donde son ellos o somos nosotros vamos a comenzar por los cabecillas. Dentro del sector de nosotros tenemos la universidad y ahí está Ellacuría .

Dirigiéndose al teniente Espinoza, prosiguió:”… Vos hiciste el registro y tu gente conoce ese lugar. Usa el mismo dispositivo del día del registro y hay que eliminarlo y no quiero testigos. El teniente Mendoza va a ir con ustedes como el encargado de la operación para que no hayan problemas”.

Los tenientes abandonaron la oficina del coronel Benavides y repartieron a sus hombres en dos pick ups Ford color beige para transportarse a la UCA, donde ser reunirían con otras patrullas del Atlacatl. Antes de partir, el teniente Mendoza preguntó si alguno de los hombres sabía usar un fusil AK-47, arma a veces utilizada por el FMLN

En una segunda declaración dada al FBI a mediados de enero, se acusó al coronel Benavides en un complot para matar a los jesuitas, diez días antes de los asesinatos se llevaron a cabo (y antes de la guerrilla ofensiva noviembre 1989).


Anuncios

Una respuesta a “D’AUBUISSON TAMBIEN PLANIFICO EL MAGNICIDIO DE LOS PADRES JESUITAS. PRIMERA PARTE.

  1. Debieran agregar en estas investigaciones a otros personajes que hayan contribuido con esos crimenes, por ejemplo al tal Leopoldo Castillo, hoy dia en Venezuela, haciendo alarde de democrata, cuando esta bajo sospecha de ser desde complice de tales crimenes, como funcionario de la Embajada de Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s