UNA REFLEXION PARA LOS DIZQUE ANALISTAS.


Nuestra anormal crisis nacional en todos sus géneros y que de forma angustiante vivimos los millones de salvadoreños, no solo ha sido una acción o forma impuesta del brutal y fatídico partido de arena. Ha existido una conjugación de seres y organizaciones, quienes aliadamente, ha través de la venta de sus principios, se convirtieron en inmorales, no importando hasta donde pudiesen hacer sucumbir a sus mismo hermanos, prójimos o conciudadanos.


Se denominan analistas políticos y económicos y son los mismos que al igual que cada fiesta, se van rotando en los canales televisivos y de prensa escrita. Muchos de ellos fueron y siguen siendo pagados por los capitales del poder económico y reciben más de dos mil dólares mensuales por traicionar la transparencia, la decencia, la integridad y sobre todo la igualdad y el desarrollo de los y las salvadoreñas.

Vemos a un Claudio de Rosa, que precisamente uno de estos dias en la entrevista de canal 12, le gritaron por teléfono que siempre estuvo a favor de la dolarización y como cercano a la dirección de ABANSA, recomendó la venta de los bancos en el exterior, para evitar su respectivo pago de impuestos entre otras sinverguenzadas. Pobre viejo, después de esos llamados de atención ya no levanto la cara en el programa.
Leemos a Ivo Priamo, vemos la manipulación de Nacho Castillo en el canal 33, a Jorge Hernández de TCS como el peor villano que lleva a mucha lacra a sus programas, a los Altamirano que huelen a azufre periodístico, a Gómez Zarate, a los Galeas, al costarricense Laffitte Hernandez, al ex comandante Villalobos, a Kirio Salgado que de Cristiano mas parece fariseo, a Joaquín Samayoa que cambio su objetividad por pasarse a las filas de la ultraderecha, etc.,etc.
Sin apego a un radicalismo o extremismo ideológico, nosotros debemos de ser respetuosos de los diferentes puntos de vista que no comulgan con nuestro sentir, pero eso es muy diferente a escribir y hablar sin mayor veracidad, sumándole traición, deslealtad y alevosía. Además cada salvadoreño ya despertó y penaliza a toda esta gentuza con el desprecio. Claudio de Rosa y Marvin Galeas fracasaron con sus programas televisivos, la gente no los quiere pero ni ver. Terminaran al igual que Bin Laden, viviendo como cucarachas.
Trabajo rescatable es el del Sr. Luis Membreño, Roberto Rubio, Juan Héctor Vidal, Sr. Ernesto Rivas Gallont, Sra. Sandra de Barraza, etc. Son de derecha pero mantienen una postura mucho mas moderada y sus escritos enmarcan cierta objetividad.
Ahora si nos vamos a nuestro lado de izquierda pues veremos a Ivan Montesinos, Carlos Dada, Francisco Valencia y muchos periodistas enmarcados en la verdad de la noticia o con temas escritos de forma imparcial.
Dos visiones de la ira estadounidense.

El enojo y el rencor de los estadounidenses contra los bancos, las corporaciones y las instituciones políticas del país han llegado a extremos nunca antes vistos en el país que patentó el optimismo como seña de identidad nacional. Al menos, eso es lo que revelan las investigaciones de dos antagónicos estudiosos de la realidad nacional.
La ira que el ciudadano común y corriente siente en este momento de crisis económica es contra los banqueros e inversionistas sinvergüenzas que no contentos con saquear sus ahorros y destruir su patrimonio se aprovechan del rescate financiero para autopremiarse por su habilidad para conducir al país al precipicio financiero en el que hasta hoy sigue atascado.
También siente una profunda animadversión contra los políticos que en vez de controlar la ambición desmedida de Wall Street con regulaciones responsables que protejan a las mayorías se esforzaron por “flexibilizarlas” hasta hacerlas obsoletas y cuando sobrevino el desastre tuvieron la desfachatez de pasarles la cuenta a los contribuyentes.
No es menor su hostilidad contra las corporaciones que, obsesionadas por su afán de lucro, recurren a los despidos masivos de sus empleados y premian con bonos estratosféricos a los ejecutivos encargados de los despidos.
Esta sería, en una apretada y combinada síntesis, la conclusión a la que han llegado Frank Luntz, un asesor de políticos republicanos y encuestador de impecable pedigrí conservador que aparece en la cadena de televisión Fox News, la catedral de la derecha norteamericana, y Michael Moore, el gurú de la izquierda radical norteamericana. Curiosamente, el malestar que refleja la encuesta de Luntz (6.400 entrevistas realizadas entre diciembre del 2008 y abril del 2009) es el mismo que detecta Moore en su última película. Capitalismo, una historia de amor. Una narración despiadada del contubernio entre las corporaciones, los ejecutivos de finanzas de Wall Street, la Casa Blanca y el Congreso, y de las devastadoras consecuencias que esto tiene en los ciudadanos y en sus familias.
La manera en la que los dos trabajos se complementan es asombrosa. Por ejemplo, la encuesta de Luntz nos informa que el 72% de los estadounidenses “está sumamente enojado” (“mad as hell”, en inglés como el personaje principal de la película Network) y el 57% piensa que la calidad de vida del país que les heredan a sus hijos sufrirá un enorme deterioro.
En su documental, Moore nos muestra un memorándum de Citigroup, escrito a principios del 2006, que revela que la economía estadounidense es una “Plutonomía”, en la que el 10% más rico de la población recibe el 43% de los ingresos y posee el 57% de la riqueza del país, mientras que el 40% de la población se las arregla con el 10%. Mientras el gobierno siga en sincronía con el capitalismo, la tecnología incremente la productividad (es decir, se usen más máquinas y menos empleados) y continúe la globalización, concluye el analista de Citigroup, los ricos se harán más ricos y la desigualdad irá en aumento. A menos que, continúa el memo de Citigroup, sobrevenga una crisis financiera o que el resto de la población se rebele y obligue al gobierno a “tomar medidas populistas”.
Para ambos autores, el problema principal que enfrenta el país es la erosión de los valores estadounidenses tradicionales. Anclado en su fe católica, Moore atribuye el deterioro de los valores morales al capitalismo que encumbra el dinero como el único valor, y para ello se vale de ejemplos escandalosos como, por ejemplo, la historia de dos jueces que se hacen millonarios con el soborno que reciben de los dueños de un centro de detención juvenil privado al que mandan a miles de jóvenes por delitos ridículamente menores.
Desde perspectivas ideológicas opuestas, Moore y Luntz exhortan a la ciudadanía a exigir respeto a sus derechos como ciudadanos y como seres humanos, y a recuperar los valores fundamentales del sistema democrático para acabar con los bribones. Sergio Muñoz Bata.
Anuncios

3 Respuestas a “UNA REFLEXION PARA LOS DIZQUE ANALISTAS.

  1. es cierto UNA COSA ES RESPETAR LA LIBERTAD DE EXPRESION pero otra MUY IMPORTANTE ES LA ETICA E INDEPENDENCIAse la quieren llevar de neutrales e independientes y cuando parcializan sus opiniones pierdad toda etica, independencia y SOBRE TODO CREDIBILIDADa claudio de rosa y nacho castillo hace mucho deberion deportarlos no debemos permitir que esos extranjeros pinochetistas nos vengan a decir que hacer y que pensarrisa dan estos "analistas" despues que juraron y perjuraron que funes no podia ganar, que dio todo lo que tenia que dar, que avila se iba a recuperar ¿que paso?

  2. Mmm.. este Luis Membreño no es el que dias despues del golpe de estado en honduras escribio una columna en La Prensa Graficaque titulo "Ejemplar Honduras", en donde le hacia una amenaza velada a Funes?Y tambien me parece que bien podrían incluir a el entevistador del canal 21 entre todos esos lacras

  3. Estoy de acuerdo con el comentario de que incluyan al del canal 21 (últimamente lo he notado muy raro…) seamos realistas, NO HABRA OTRO M. FUNES (como periodista), y a lo mejor como presidente tampoco, esto falta por ver, pero a lo mejor así será…de rosado (perdón, quise decir de rosa…)es un gran prepotente que sólo sale hablando para hacerle propaganda a los areneros, como me hubiera gustado ve la entrevista sólo para ver como no levantó la cara después de la llamada… yo traté de hablar una vez, pero no pude, el teléfono sólo sonó ocupado todo el tiempo… yo quería decirle que de la manera que estaba hablando parecería que durante la época de arena en el poder, todo estaba perfecto, el país no tenía ningún problema, no había crisis económica, no había criminalidad, mucho menos corrupción, todos los ciudadanos vivíamos super bien, con sueldos altísimos, etc. etc. etc.De verdad piensa el argentino (creo que es argentino) que todos en este país somos tontos para creer la sarta de mentiras que dice cuando defiende al partido que seguramente le paga??????Del viejito Ivo y los Galeas, etc. no debemos sorprendernos y mucho menos de Villalobos que según tengo entendido fue uno de los que participaron en la muerte de R. Dalton, (Guadalupe Martínez fue otra).. después dijo que había sido un "error de juventud", ahora no se hace cargo.. Qué se puede esperar de un "ser" así???????????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s