ME DARÍA VERGÜENZA.


 

Me daría vergüenza encarar a mi pueblo, por la confianza que un día me brindo con su valiosísimo voto, habiéndolo yo defraudado elevando mas la carga sobre sus espaldas.

Me daría vergüenza entrar a la iglesia, arrodillarme a sabiendas que defraudo al erario público, que le robo a mi prójimo y que exploto a mis trabajadores.

Me daría vergüenza el sentarme a disfrutar los alimentos en la mesa con mi familia, conociendo que allá afuera existe más pobreza y gente desamparada por mí causa.

Me daría vergüenza el considerarme un político de altura, que me abran la puerta del automóvil que sale del bolsillo de mi pueblo y que no defienda sus derechos y oportunidades por igual.

Me daría vergüenza el vestir trajes finísimos, reloj y pulsera que viene del dinero que los ciudadanos, brindándome la confianza de cuidar los patrimonios del estado y devolvérselos en obras.

Me daría vergüenza lanzar discursos que mas salen de la boca de la avaricia, la codicia y la ambición de poder y dinero, para engañar a todos aquellos que con surcos en la frente de tanto trabajo, todavía creen en mí.

Me daría vergüenza acostarme por las noches y descansar como niño, a sabiendas que durante el día solo hice tareas para el partido y no para mi país.

Me daría vergüenza escribir artículos que sean dictados por otros que emergen de una mente inmoral, o en el peor de los casos que sean letras inventadas a mi favor y de quienes se lucran de párrafos editoriales que apuñalan a los desvalidos.

Me daría vergüenza considerarme empresario exitoso, cuando mi patrimonio se forjo con sudor y sacrificio de otros, a los cuales ni conozco.

Me daría vergüenza pararme detrás de un pulpito predicando la palabra de Dios y después sentarme a planificar arremetidas contra los pobres.

Me daría vergüenza recibir un premio por los éxitos de mi carrera cuando proviene de los idolatras llamados amansa fortunas.

Me daría vergüenza denominarme revolucionario haciéndole creer a mis seguidores que si valió la pena la sangre derramada de mis compañeras en las colinas, cuando mis hechos me hacen ver como los nuevos empresarios.

Me daría vergüenza el haber planificado una farsa de solidaridad desde una trinchera llamada periodismo, para después saquear las arcas de mi país.

Me daría vergüenza el sentarme gustosamente e hipócritamente hoy, con todos aquellos a los cuales un día ataque y señale de quitarle al país sus logros, metas y desarrollo.

Me daría vergüenza el querer callar a mi conciencia por un puñado de dólares, que me convierten en todo, menos en prójimo.

Me daría vergüenza ser quien calla al ver tantas injusticias y guardármelas en lo secreto, porque prevalecen más mis intereses.

Me daría vergüenza abrazar a mi madre, a mi padre o a mis hijos, cuando detrás de mi existe la traición contra mis hermanos llamados ciudadanos salvadoreños.

Me daría vergüenza el sentirme doblemente culpable de apadrinar gastos, despilfarro y aprovechamiento de especies que bien podrían menguar el hambre de miles.

Me daría vergüenza el llamarme ciudadano salvadoreño porque renuncie a mis deberes y obligaciones, tan solo porque apareció la tentación y no tuve o no quise, mantenerme fiel a mis principios.

Me daría vergüenza el tener en exceso y que este haya sido conseguido con astucia pisoteando a quien se puso por enfrente, sin tener compasión ni misericordia porque primero, segundo y tercero fui siempre yo.

Me daría vergüenza irme de viaje, comprar con abundancia hasta la gula, cuando ese dinero proviene del descuento de millones de trabajadores que día con día solo viajan en bus.

Me daría vergüenza entrar a mi despacho con aire acondicionado, con muebles de primera y personal a mi servicio, cuando allá afuera existe un sol abrazador que pudre la piel de los más pobres.

Me daría vergüenza estrechar manos de mandatarios o lideres de primera que como yo vestimos trajes de gala y guarda espaldas, pero que nuestras obras solo se quedan en discursos que otros escriben.

Me daría vergüenza considerarme profesional, académico o intelectual cuando mi titulo un día se lo compre al diablo, el señor del dinero.

Me daría vergüenza rodearme de docenas de personas que me admiran porque mi puesto impone respeto y reverencia, pero que sus miradas impregnan mis espaldas de desprecio e indignación por ser como soy.

Pero me sentiría mas asqueado a la hora de mi muerte, al saber que todo lo que conseguí como metas, fue en base a engaño, truhanerías, perversidades, habiéndome llevado a medio mundo por delante.

 

 

 

INVITACION A CONGRESO Y A CONOCERNOS MAS DE CERCA CON TODOS LOS SECTORES! FAVOR DE PASAR LA INVITACIÓN.


LA INSTITUCIONALIDAD, LA VERDADERA DEMOCRACIA, EL ESTADO DE DERECHO, LA JUSTICIA, LAS IGUALDADES SOCIALES Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA; ES UN DEBER DE TODO(A) CIUDADANO(A) SALVADOREÑO(A).

 

COMPETENCIA DE VIAJES ENTRE FUNES Y LA CNJ.


Así se gastaron los impuestos de todos los salvadoreños durante la gestión de Cabezas en el CNJ, y hoy con su nuevo nombramiento cuanto más disfrutara a costillas de todo el pueblo en la Unidad Técnica

Ejecutiva del Sector Justicia. En abril de 2009, en medio del intenso debate en la asamblea legislativa para elegir a los magistrados miembros de la Sala Constitucional, nosotros denunciamos una maniobra FMLN-Antonio Saca que hoy vuelve a surgir.

Todo fue un pacto de Saca con el FMLN para llevar al Dr. Fabio Castillo de presidente de la CSJ, a cambio de incorporar a la lista los tres auto nominados consejeros del CNJ el presidente, David Gonzalo Cabezas y los consejeros Nora Montoya y Efraín Campos, que eran incondicionales de Saca.

El auto nombramiento de los ex miembros del CNJ fue a tal grado repudiado que se exigía que la lista fuese devuelta a pesar de la seguridad que se devolviera o no, ninguno de los tres auto nombrados resultaría electo magistrado. Sin embargo, el FMLN no quería que se devolviera la lista porque al devolverla se desvanecía la posibilidad del nombramiento de su candidato.

Cuando el Dr. Cabezas y la Dra. Montoya se propusieron ellos mismos como candidatos a magistrados de la CSJ, el FMLN les ofreció su apoyo, pero condicionado a que incluyeran al Dr. Fabio Castillo, a quien el Frente patrocinaba como presidente de la Corte.

Más tarde el FMLN tuvo que pagarle el favor al Dr. Cabezas, cuando forzó su nombramiento como coordinador de la UNIDAD TÉCNICA EJECUTIVA, u OFICINA DE COORDINACIÓN DEL SECTOR JUSTICIA (UTE), que resultó electo por 3 votos contra 2. La Procuraduría y la Corte Suprema se abstuvieron. 

La UTE está conformada por 5 instituciones: Órgano Judicial, el ministerio de Justicia y Seguridad, la Fiscalía General de la República, la Procuraduría General y el Consejo Nacional de la Judicatura.

La Procuraduría y la Corte razonaron su voto diciendo que el Dr. Cabezas era de los que se había auto-propuesto para magistrado de la Corte Suprema, junto con la Dra. Nora Montoya que fue algo que no solo la comunidad jurídica, sino la ciudadanía en general, censuraron porque era un hecho reñido con los más básicos principios éticos.

El pasado 5 de abril, un rotativo impreso, publicó una noticia en la que informaba que el Dr. Cabezas, ex presidente del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) y ahora director de la Unidad Técnica Ejecutiva del Sector Justicia (UTE), estaba siendo investigado por el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG) por la supuesta malversación de viáticos asignados para la XV Cumbre Judicial Iberoamericana, evento celebrado en octubre de 2009 en la ciudad de Panamá.

Nora Montoya, ahora jueza y ex presidenta del CNJ, fue denunciada junto con Cabezas por el mismo viaje. Ella envió un escrito al TEG en el cual pidió que se declarara la improcedencia de la denuncia presentada por el sindicato contra los otrora consejeros del CNJ, pero el Tribunal de Ética desestimó esa petición.

Hoy surgen evidencias irrefutables de los viajecitos de estos dos personajes y no solo a Panamá sino que a varios otros sofisticados destinos como se puede apreciar en la pequeña muestra arriba, pero pueden ver en detalle cómo han viajado por todo el mundo. Investigacion efectuada por Neto Rivas.

HAGAMOSLO JUNTOS!


CIA Y LA USAID. ORGANISMOS DESESTABILIZADORES. SÉPTIMA ENTREGA.


La información evidencia que la Policía Nacional de Colombia, las fuerzas armadas colombianas y hasta los cuerpos de inteligencia son manejados por contratistas privadas de Estados Unidos, que son pagadas por el Departamento de Estado y el Pentágono.

Aquí hay algunos de ellos:

- 52.868.553 dólares para Lockheed Martin, gran empresa del complejo militar industrial, encargada de suministrar apoyo logístico y recursos humanos para ayudar a la Policía Nacional de Colombia.

- 164.260.877 dólares para DynCorp International, para la provisión de pilotos, técnicos y apoyo logístico para el Ejército colombiano y el programa de erradicación aérea de la Policía Nacional de Colombia.

- 7.875.000 dólares para ARINC, Inc., para el apoyo logístico, ingenieros, mantenimiento de sensores y formación a la Policía Nacional de Colombia en el uso de aviones C-26 equipados con equipos de monitoreo, espionaje y colección de señales.

Sin duda, esta unión entre las agencias de Washington, las nuevas tecnologías y los jóvenes dirigentes políticos seleccionados por el Departamento de Estado, es una receta para una nueva estrategia de “cambiar regímenes”. Además, este evento reafirma el apoyo político y financiero al movimiento estudiantil de la oposición en Venezuela por parte de Estados Unidos y coloca ante la opinión pública una evidencia irrefutable de la siniestra alianza entre Washington y las nuevas tecnologías.

Centro para la diplomacia digital

Según su propia definición, la AYM nació en 2008 debido a la aparición “…en la escena mundial [de] una serie de casi desconocidos, generalmente jóvenes [que] dominan las técnicas más recientes y han hecho cosas asombrosas. Han causado grandes transformaciones en el mundo real en países como Colombia, Irán y Moldavia, valiéndose de esas técnicas para mover a la juventud. Y esto ha sido sólo el comienzo”.

Las agencias de Washington no podían desaprovechar un atractivo escenario donde los jóvenes, ya adictos a las nuevas tecnologías como Internet, Facebook, Twitter y MySpace, entre otras, que podrían convertirse en dirigentes y promotores de movimientos sociales al servicio de los intereses imperiales. Pero había un problema, según los fundadores de la AYM. “Estos movimientos del siglo XXI constituyen el porvenir de la sociedad civil pero todavía no se dispone de mecanismos para ayudar, capacitar y potenciar a estos dirigentes que en lugar de oficinas tienen direcciones electrónicas.

Tampoco existe una entidad que capacite a las asociaciones y a los El Departamento de Estado patrocina una cumbre sobre el uso de las nuevas tecnologías para cambiar regímenes.

Durante los días 15 y 16 de octubre de 2009, la Ciudad de México fue la sede de la segunda Cumbre de la Alianza de Movimientos Juveniles (DE IGUAL MANERA TCS EN EL SALVADOR EJECUTO UNA CUMBRE JUVENIL). (“AYM” por sus siglas en inglés).

Patrocinado por el Departamento de Estado, el evento contó con una oradora de lujo –vía Internet- la Secretaria de Estado Hillary Clinton. Adicionalmente, había varios “delegados” invitados por la diplomacia estadounidense, incluidos personajes vinculados con movimientos de desestabilización en Amé-rica Latina. Los nombres que figuraron en la lista de participantes incluyeron a los venezolanos Yon Goicochea (Primero Justicia), el dirigente de la organización Venezuela de Primera (grupo fundado por Goicochea), Rafael Delgado, y la ex dirigente estudiantil Geraldine Álvarez, ahora miembro de la Fundación Futuro Presente, organización creada por Yon Goicochea con financiamiento del Instituto Cato de Estados Unidos. También asistieron Marc Wachtenheim de Cuba Development Initiative (proyecto financiado por el Departamento de Estado y la USAID a través de la Fundación del Desarrollo Panamericana “PADF”), Maryra Cedeño Proaño, de la Corporación Foro de la Juventud Guayaquil, entidad ecuatoriana financiada por la USAID, y Eduardo Ávila de Voces Bolivianas, organización promovida por la embajada de Estados Unidos en Bolivia con financiamiento de la USAID. Fueron 43 delegados en total, de países de todo el globo, de Sri Lanka, la India, Canadá, Reino Unido, Colombia, Perú, Brasil, Líbano, Arabia Saudí, Jamaica, Irlanda, Turquía, Moldavia, Malasia, Estados Unidos y México.

Los panelistas y patrocinadores eran una extraña mezcla de representantes de las nuevas tecnologías y funcionarios de las agencias de Washington, especialistas en la subversión y desestabilización de gobiernos no subordinados a su agenda. Oradores de Freedom House, el Instituto Republicano Internacional (IRI), el Departamento de Estado y el Banco Mundial figuraban en la agenda de la cumbre

Los principales panelistas eran tres asesores de la campaña de Barack Obama para la presidencia, incluidos Joe Rospars, director de Nuevos Medios de la campaña, Scott Goldstein, director en línea de Obama para América, y Sam Graham-Felson, director de blogging para la campaña Obama 2008. También participaron Sherif Mansour, de Freedom House, Shaarik Zafar, asesor del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (Homeland Security) y ocho altos funcionarios del Departamento de Estado, junto a representantes de diferentes multinacionales de la comunicación y las nuevas tecnologías.

Los creadores de la exitosa campaña “súper-tecnológica” de Obama se juntaron con las agencias de Washington para diseñar la estrategia perfecta. Combinaron dos fuerzas novedosas en la política -la juventud y las nuevas tecnologías-. Era una combinación capaz de lograr lo que durante varios años le habían dificultado a la CIA: el cambio de régimen en países no subordinados a los intereses de Estados Unidos, sin que apareciera la mano de Washington.

El movimiento estudiantil “manos blancas”, en Venezuela, financiado y formado por las agencias estadounidenses, las protestas anticomunistas en Moldavia, las manifestaciones contra el gobierno iraní y las últimas protestas virtuales contra el Presidente Chávez son ejemplos de esta nueva estrategia.  Las nuevas tecnologías –Twitter, Facebook, YouTube y otras– son las principales armas, y los medios tradicionales, como CNN y sus afiliados, ayudan exagerar el impacto real de estos movimientos promoviendo matrices de opinión falsas y distorsionadas sobre su importancia y legitimidad.

La Alianza de Movimientos Juveniles es otro capitulo más dentro de los planes de desestabilización contra países soberanos antiimperialistas que rechazan la dominación imperial. La doble moral de Washington reafirma este hecho. Mientras que el Departamento de Estado promueve, financia y patrocina la formación de jóvenes de otros países en el uso de las nuevas tecnologías para desestabilizar sus gobiernos, el uso de Twitter y Facebook para convocar protestas movimientos ya conocidos del siglo XX en el uso eficaz de los instrumentos y medios del siglo XXI para el logro de sus objetivos.”

CIA, NED Y LA USAID. SEXTA ENTREGA.


 

Durante el siglo XXI, la USAID ha desarrollado divisiones dentro de la agencia que funcionan juntos con el Pentágono, como las oficinas de Gerencia de Conflictos, Transición y Reconstrucción, Democracia y Gobernabilidad, e Iniciativas hacia una Transición, que están reorientando su trabajo hacia los esfuerzos de contrainsurgencia.

El Comando Sur se potencia de nuevo

Pero no solamente es el Departamento de Estado y la USAID que han recibido un salto financiero para intensificar sus operaciones en América Latina, sino que la Guerra Irregular y el smart power (poder inteligente) de la administración de Obama también emplean el uso del poder y fuerza militar. En este sentido, el presupuesto que ha solicitado Obama para el Pentágono para el año 2010, sobrepasa el último presupuesto de Bush – considerado en su momento el más alto de la historia – por casi 25 mil millones de dólares. Son más de 533 mil millones de dólares solicitados y aprobados por el gobierno de Obama para sus operaciones en materia de defensa para el año que viene (el presupuesto del Pentágono del año pasado fue 515.4 mil millones de dólares).

Esta cifra no incluye a los 80 mil millones de dólares adicionalespara las guerras en Iraq y Afganistán, y tampoco incluye al presupuesto de la comunidad de inteligencia de Washington, lo cual se mantiene en secreto.

Pero dentro de esta inmensa cifra – sobre la cual las Naciones Unidas han dicho que con sólo una cuarta parte del presupuesto de defensa de Estados Unidos de un año, se podría dar comida, casa, atención médica y educación a todos los niños y las niñas del planeta – hay aportes interesantes para América Latina.

El aumento del Comando Sur para 2010 es de 2% para llegar a 200 millones de dólares, más 46 millones de dólares adicionales para mejorar las instalaciones de la base militar en Palanquero, Colombia. También, el presupuesto del Pentágono indica que una de las prioridades presupuestarias es la implementación de la Doctrina de Guerra Irregular, incluyendo en la zona de operaciones del Comando Sur. Específicamente destaca que, “El presupuesto del 2010 para el Comando Sur completará su transformación y reorganización para ser una organización “interagencias”, que posiciona a Estados Unidos como el socio más atractivo en las Américas. El Comando está marcando el estándar para asegurar que la organización opera de manera eficaz en un ambiente del siglo XXI, y que promueve la democracia, los derechos  y las libertades de Estados Americanos (OEA), para “defender y consolidar la democracia representativa en Nicaragua, Venezuela, Ecuador y Bolivia…” No es casualidad que el fondo va dirigido a promover la “democracia representativa” en cuatro países donde se están implementando un modelo de democracia participativa.

Tampoco es coincidencia que son países del ALBA, y que Honduras no está incluida en la lista, ya que con el golpe de Estado contra el Presidente Zelaya se daba por resuelto la “amenaza” de la democracia participativa en ese país.

Adicionalmente, el presupuesto del Departamento de Estado para el año 2010 incluye 447,7 millones de dólares para “mejorar la seguridad, fortalecer las instituciones democráticas, promover la prosperidad e invertir en la gente” en América Latina.

Dentro de ese monto hay 200,7 millones de dólares destinados a Colombia para “consolidar los logros del gobierno de Colombia en la lucha contra los grupos ilegales y armados y el narcotráfico”, y 20 millones de dólares para “promover la democracia” en Cuba, “ayudar a los presos políticos y otras víctimas de represión” y “promover la competición política dentro de Cuba. Ese presupuesto incluye también a 6 millones de dólares para “fortalecer y promover la sociedad civil, la participación ciudadana, los medios independientes, las organizaciones de derechos humanos y los partidos políticos democráticos” en Venezuela, y un fondo de 91.1 millones de dólares para el uso discrecional del Presidente Obama para “promover los intereses” de Estados Unidos en la región. El año pasado, éste fondo sólo llegaba a 23 millones de dólares.

En total, son 2,2 mil millones de dólares que utilizarán el Departamento de Estado y la USAID en América Latina durante el año 2010.

Este es un aumento del 12% del presupuesto del año 2009, último año de la administración de George W. Bush, que apartaba unos 1,9 mil millones de dólares para América Latina. Todas estas grandes cifras evidencian el énfasis que pone el gobierno de Obama en su trabajo político en América Latina y la intención de retomar la dominación e influencia de Estados Unidos en el hemisferio.

Continuar con la Quinta entrega en nuestro Blog afin:

http://mdpoccidente.blogspot.com/

 

USAID, NED y CIA. CUARTA PARTE.


 

La tercera parte de esta investigacion la puedes leer en nuestro Blog afin: http://mdpoccidente.blogspot.com/

Un funcionario conocido por sus actividades corrosivas en la antigua Unión Soviética. A principios de los años 2000, Larson se encontraba como jefe de la USAID nada menos que en Georgia.

La imagen idílica de la presencia norteamericana en Iraq difundida por la USAID y su estrecha colaboración con el poder neocolonial para intentar ablandar la resistencia, contrasta con informes mucho más realistas difundidos en la propia prensa de Estados Unidos.

Tan grande es la extensión de la corrupción en el país que, según un reporte del New York Times publicado el 17 de noviembre de 2008, dirigentes de máximo nivel del gobierno iraquí lograron desviar 13 mil millones de dólares de la ayuda norteamericana.

Otras fuentes valoran en 17 mil millones de dólares el gigantesco desfalco en un país arruinado por la guerra.

En otro reportaje propiamente alucinante, The Huffington Post del 8 de diciembre de 2008 estima en cuatro mil millones de dólares el dinero derrochado en inútiles proyectos llamados de reconstrucción, cuya apología repiten los representantes de la USAID.

Ejemplo de este esfuerzo reconstructivo celebrado por la agencia,la cárcel de Khna Bani Saad, una instalación para 1.800 presos cuyo proyecto de construcción fue otorgado a la firma US Parsons, nunca será terminada. Sin embargo, desde que empezó a elevar los muros del edificio abandonado, la firma se embolsó 333 millones de dólares.

El colmo de la desintegración de la llamada reconstrucción anunciada por la USAID, la confirmación del cierre de un proyecto de hospital pediátrico patrocinado por la ex primera dama Laura Bush (The Huffington Post).

La actividad propagandística de la USAID, orientada por el Departamento de Estado y coordenada por la CIA y la inteligencia del Pentágono, ilustra la total falta de ética de una agencia creada hace cuatro décadas con el propósito de desmilitarizar la ayuda humanitaria internacional de Estados Unidos.

En toda América Latina, decenas de agentes de la USAID también dirigen los intentos de desestabilización de Washington en los países A fuerza de informes amañados, de estadísticas distorsionadas y falsas pretensiones, la USAID intenta convencer al público norteamericano de los éxitos de los llamados “Equipos provinciales de Reconstrucción” (PRT por sus siglas en inglés) que intentan manifestarse fuera de la Zona Verde, donde sus ejecutivos residen, bajo la protección de escoltas paramilitares.

Según la leyenda difundida por sus oficiales de relaciones públicas, los PRT afiliados a la agencia alcanzan armoniosas relaciones con la población iraquí, distribuyendo en la ciudad y en el campo ayuda al desarrollo de proyectos humanitarios.

La realidad es que los PRT son en su gran mayoría “incrustados” en el ejército mercenario iraquí, no funcionan fuera de las zonas más protegidas del país y se dedican a sobornar a funcionarios complacientes y subsidiar a pequeños empresarios y agricultores luego convertidos en informantes de la inteligencia norteamericana.

Según Front Lines, publicación oficial de la USAID, todos los agentes de la USAID, etiquetados “asesores de desarrollo”, mantienen estrechas comunicaciones con las tropas de ocupación de sus sectores de actividad y el sistema de inteligencia y contrainsurgencia.

Entre las prioridades supuestamente humanitarias de la operación se encuentran la distribución de pequeños subsidios destinados a “reabrir pequeños restaurantes y otras tiendas”, así como ofrecer “préstamos y entrenamiento comercial para empresas pequeñas y medianas”.

A este sistema de reclutamiento de colaboradores de las fuerzas de ocupación, se añaden —como en Cuba, Venezuela y Bolivia— “programas de base para la democracia que prepara a personas en organizar a la comunidad”.

Los representantes de la USAID viajan exclusivamente bajo protección militar, precisa Front Lines, al admitir la precariedad de la seguridad en zonas alejadas de instalaciones de la US Army.

Para “consolidar la democracia representativa en Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela”

•        20 millones de dólares para la “transición hacia la democracia” en Cuba

•        El presupuesto del Comando Sur aumenta en un 2% para llegar a los 200 millones de dólares para el 2010 más 46 millones de dólares adicionales para mejorar la base militar de Palanquero, Colombia, para el uso estadounidense

No existe duda ninguna sobre la escalada de agresión imperial en América Latina durante los últimos años. Desde el golpe de Estado contra Venezuela en 2002, el secuestro del presidente Aristide de Haití en 2004, las intervenciones en los distintos procesos electorales en la región, la reactivación de la cuarta flota de la armada estadounidense en 2008, los intentos de generar un conflicto regional entre Colombia, Venezuela y Ecuador, el separatismo en Bolivia, y hasta el golpe de Estado contra Honduras en 2009 y el alarmante aumento en presencia militar de Estados Unidos en la región – todo evidencia que el imperio está a la ofensiva de nuevo en América Latina.

Pero más allá de la manifestación visible de esta agresión, que busca neutralizar los procesos de cambio revolucionario en la región, existen pruebas contundentes –innegables- de que hoy en día, Washington está apuntando hacia el Sur con su gran poder militar, diplomático, económico y comunicacional.